¿Cómo usar los nombres a mi favor? ¿Cómo comunicarnos adecuadamente?

Como comunicarnos y persuadir para ser exitosos.

Queremos ayudarte a potenciar tu felicidad y para eso implica enseñarte a comunicarte y persuadir exitosamente, Leyendo este artículo sobre “¿Cómo uso los nombres a mi favor? y ¿Cómo comunicarnos adecuadamente?” desarrollarás un auténtico liderazgo.

Mas allá de volver esto unas normas que siempre se deban hacer, son recomendaciones que en la mayoría de ocasiones servirán para comunicarte mejor con otras personas o contigo mismo.

Recomendaciones que en su mayoría están muy bien sustentadas por la ciencia, con estudios serios y conclusiones que día a día nos sorprenden cada vez más.

¿Por qué nos parece valioso enseñar estos temas?
Ayudar a las personas a ser prosperas, exitosas y felices.

Los campos de estudio sobre las Neuro-ventas, Neuro-ciencia y la Programación Neuro-lingüística conocida también como PNL, nos ayudan mediante estudios rigurosos del cerebro y el humano y nos dan herramientas para comprender mejor y saber exactamente qué es lo que está ocurriendo en él.

Millones de años de evolución están impresos en nuestro cerebro y por ello debemos entender que hay muchas más formas de las que creemos para comunicarnos mejor con otra persona o seres vivientes.

Podemos comunicarnos con nuestro lenguaje corporal, con el lenguaje oral, escrito en algún idioma, lenguaje de señas, lenguaje facial, icónico, táctil, lenguaje de proxémica, lenguaje natural o artificial, las opciones son múltiples.

Todos estos estudios científicos sobre diferentes lenguajes y campos de estudio científico en el cerebro que estén enfocados en el marketing se llaman Neuro-Marketing. Es una rama de la ciencia que es muy nueva relativamente y que vale la pena implementar en nuestros proyectos porque tiene unos resultados sorprendentes.

Para ello queremos dar varios consejos y sugerencias de expertos en los estudios anteriores que podrías empezar a utilizar en tu negocio, empresa e institución y personalmente para que te comuniques mejor con tu familia, amigos y desconocidos.
En este punto es partir de la premisa “haz a los demás lo que quieras que hagan contigo”. 

Ahora, ¿Cómo comunicarnos y persuadir para ser exitosos? Empecemos….

Llamar a las personas por su nombre

Esto tiene un gran impacto, tanto en la vida de las personas que oyen su nombre como en las que lo pronuncian. Si eres de esas personas que llaman a otras por su nombre, felicitaciones continua así.

Aprenderse los nombres de las personas parece un reto imposible de hacer, pero puedes estar seguro que vale la pena enfrentarlo pues los resultados recibidos positivos son muchísimos.

Pronunciarlo 3 veces

Una clave para aprendérselos es tratar de pronunciarlo 3 veces cuando alguien se presenta ante ti . Si la otra persona se presenta, hola soy Guillermo. Tú puedes preguntar ¿Guillermo, dijiste Guillermo cierto? (como si no hubieras escuchado bien) continua saludando, Hola Guillermo Cómo estás?

Asociar el nombre con algo

Es de los mejores métodos para recordar, y es que cuando la persona diga su nombre rápidamente hagas una asociación a una palabra, objeto, o recuerdo que tengas y que se parezca de alguna forma con el nombre.

Cuando saludas a una persona por su nombre la estás reconociendo, exaltando, esta persona pasa de estar en una esquina gris para brillar en medio del escenario.

¿Sabes cuál es el segundo sonido que más le gusta a las personas?

Es esa situación tratando de retirar dinero de tu cuenta bancaria en un cajero automático, apretando el cuerpo y sudando por el temor a no tener fondos disponibles, un momento después, ese sonido del cajero contando dinero es divino, música de ángeles.

Ya podrás imaginar que el sonido más amado es tu propio nombre.

Tu nombre te identifica, es tuyo, nadie te lo puede quitar. Te convierte en una persona, pasas de ser nadie a alguien.

Y por esto es muy importante que te sepas el nombre del vigilante, del vecino, del cliente, del compañero de trabajo, del jefe, de la señora o señor del aseo, del cocinero, del mesero, de todos. Así no te acuerdes de nada más, pero el nombre es importante que lo sepas y lo digas, es decir que debes pronunciarlo un par de veces en la conversación.

No seas exagerado, apela al sentido común. Todo es una balanza, no puedes llamar siempre alguien de la misma forma, es decir que si por ejemplo saludas hola “hermano”, u hola “amiga”, no se lo digas siempre de la misma forma, algunas veces debes llamar por el nombre, otras veces por “hermano”, otras por bro, brother, etc, pero incluye su nombre en la lista de cosas que decir.

Otra buena táctica para comunicarnos usando el nombre

Para recordar los nombres otra buena idea es que los escribas en tu celular, puedes poner su nombre y una referencia para acordarte de quien es, ejemplo, “Marcela (secretaria Dr. Martínez)”. En algún momento siempre podrás sacar tu teléfono y tomar nota de los nombres.

Independiente de la forma en la que lo hagas, pronunciar adecuadamente el nombre de las personas siempre te traerán ganancias en términos de comunicación. Las personas estarán más proclives de ayudarte, recibirás sonrisas, agradecimientos, estarás mejorando tus habilidades de liderazgo. Te van a querer y respetar muchísimo más.

Si sigues estos pasos vas a ganar puntos de comunicación.

Pueda que ya hayas escuchado lo importante y buen acto que es llamar a las personas por su nombre, aún más si hay más personas en el recinto.

Trata de no hacer chistes tontos o negativos de alguien con respecto a su nombre o el de otra persona. No juegues con eso tan sagrado. Todo lo contrario, si pudieses hacer sentir orgullo al nombrarlo sería mucho mejor. Eso si siempre con la verdad, nada de alabar por alabar, pero si hacer saber a las personas cuando están haciendo algo bien, felicitarla pronunciando su nombre en voz alta frente a otras personas, eso hace un buen líder.

Hablar sobre el nombre, ponerlo como tema central

Fácilmente podrás preguntar de cual lugar del mundo es el apellido o nombre en cuestión. Que sabe de los ancestros con el mismo nombre, incluso pedir que sea deletreado.

Los nombres son arbitrarios, es decir que el comportamiento de la persona no depende de su nombre. Así que no juzgues por ellos.

Por último, el mejor truco es escuchar verdaderamente y centrarse en comprender a la persona, verla y respetarla como lo que es, sentir empatía, verla como alguien que tiene sueños, miedos, metas, proyectos y una propia vida.

Tener un sistema que te recuerde los nombres de las personas siempre será un punto a favor de tu comunicación.

Si lo vemos desde el punto de vista comercial, un gran acierto es el utilizar un sistema de nombres aterrizado a una tienda, programa, aplicación, concurso, etc. Un plan empresarial en donde se ponga de por medio el nombre. ¿Por qué crees que en Starbucks te piden tu nombre? Dentro de su sistema de atención al cliente ya tienen una acción específicamente diseñada y pensada para pronunciar y exaltar el nombre de la persona.

Mi invitación es a regalar armonía en tu día a día. Por ende, si puedes llamar a las personas por su nombre, hazlo, se vuelve gratificante para todas las partes.

Si quiere ver más de nuestro trabajo, no dejes de chequear nuestra web www.eurekacreativa.es

¿Cómo ayudarnos?

Al comprar en Amazon alguno de estos productos (por medio de estos enlaces), nosotros ganamos % de comisión.

Comprarás directamente en  Amazon. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *